FANDOM


Las Palabras de Instauración

Aquí se consignan por escrito los principios fundacionales del Reino Libre de Ares, creado en el año 179 de la Tercera Era, año 70 Después del Cataclismo, según las dictó Lord Deimos, Árkhon Primero, Fundador y Heredero de Ares.

Art I

Ares es una nación - estado formada por sus ciudadanos. Los territorios no importan, sólo las personas que lo forman. Hombres, mujeres, no importa lo que haya entre las piernas, sólo la voluntad de servir a Ares.

Art. II

Ares se rige por el aristós o la excelencia. “Sé aquello que deseas parecer” es la máxima expresión de nuestro credo. Faltar al credo es vergüenza para uno mismo, sus padres y su Compañía.

Art. III

Quien faltase al aristós o calumniase, injuriase o traicionase a su jefe superior o a sus hermanos será sometido a la expulsión inmediata de la ciudadanía. No recibirá ayuda alguna y su nombre será borrado de los escudos de sus compañeros. Estará sólo y dejará de existir.

Art. IV

La organización del estado es la siguiente: el Árkhon, administrador del Reino y Señor de la Guerra, elegido por la Asamblea de Capitanes, formados por los líderes de las Compañías, que dan voz a los hombres que están bajo su mando. Sólo los ciudadanos podrán ser soldados, y sólo los soldados son ciudadanos.

Art. V

Las disputas dentro de la Compañía las dirime el Centurión. Si fuese entre distintas Compañías el Árkhon dictará su sentencia. Un hombre es lo que hace y dice, así a más veteranía más peso tendrá la palabra de un hombre.

Art. VI

El acero es para el enemigo. Quien desenvainase su arma contra un ciudadano estará fallando al aristós y a la Ley. Quien matase a sangre fría con su acero a un ciudadano será ajusticiado con la misma moneda. Quien matase a sangre caliente con su acero a un ciudadano será tratado como traidor. Cualquier muerte no intencionada causada sin intervención del acero será juzgada por el Capitán de esa Compañía. Quien revelase o aprovechase los planes de la Asamblea para su enriquecimiento personal será tratado como traidor.

Art. VII

Para todo lo que nos ocupa las ciudades y aldeas vecinas serán responsabilidad de la Compañía que mora en esa Provincia. Se repartirán los territorios conforme a la posición de cada Compañía en el ejército, con las más veteranas cerca de la capital.

Art. VIII

Todo ciudadano es parte del ejército de Ares, que sólo el Árkhon puede convocar. Cualquiera puede ser llamado a filas. No cumplir con este decreto será un fallo al aristós.

Art. IX

Sobre las Compañías

Todas las Cías estarán formadas por entre cien y ciento cincuenta ciudadanos.

El armamento será variado, así no habrá especialización que las haga débiles. Tendrán todo tipo de armas, ninguna será prescindible.

Los colores de Ares son el rojo y el negro.

Llevarán en su cinto un banderín de color negro con la lambda roja del Reino. Los mandos (Decurión, Centurión, Capitán) llevarán el banderín rojo con la lambda negra. Los estandartes pasan a un segundo plano: luchar es prioritario, los símbolos no. Todas las Cías pueden tener su propio estandarte y diseñarlo al gusto.

La promoción en los rangos es como sigue:

 hastati auxiliar (un año)

hastati (un año)

princeps (dos años)

triarii (un año). 

Con esto se cumple el primer lustro de servicio, si se prolonga: 

triarii (dos años)

Decurión (dos años)

Centurión (si hay posibilidad de promoción).

Cualquier ciudadano que haya servido su primer lustro y haya ganado el derecho puede formar su propia Compañía, sujeta a la misma regulación.

Los ciudadanos que quieran su jubilación seguirán dentro del orden de la Cía administrando los territorios de ésta según su rango.

Todos los ciudadanos volverán al menos una vez cada tres meses a su tierra. Si la campaña se prolongase puede haber un relevo de Cías.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.